Guillermo Lasso fue investido este lunes como jefe de Estado de Ecuador en ceremonia donde recibió la banda presidencial, y a la que asistieron 400 invitados, incluidas personalidades internacionales como el rey Felipe VI o el presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

“Sí, juro”, afirmó Lasso en el punto central del acto, en pie apoyado en una muleta. También juró su cargo, esta vez como vicepresidente, Alfredo Borrero Vega, acompañante de Lasso en las elecciones del 7 de febrero y el 11 de abril. En esa última fecha, Lasso se impuso al correísta Andrés Arauz.

Tras la investidura, el presidente saliente, Lenín Moreno, salió de la Asamblea Nacional saludando a numerosas personalidades en un gesto simbólico del traspaso del poder. Después, el propio Lasso se dirigió a la Asamblea visiblemente emocionado.

“Es un día de rememoración, pero sobre todo de renovación por el Gobierno que hoy nace y tiene la responsabilidad de guiar a Ecuador hacia un nuevo siglo de republicanismo ecuatoriano”, afirmó. “No hemos estado a la altura del sacrificio” de la Batalla de Pichincha, dijo, y se refirió a los altos niveles de desempleo, corrupción y a las carencias en la lucha contra la pandemia.

“Nuestros gobernantes nos han fallado (…) Traicionaron a nuestros principios fundacionales. Todo eso termina este 24 de mayo (…) Termina la era de los caudillos”, aseguró en velada referencia a Rafael Correa, al tiempo que prometió una “lucha para recuperar el alma democrática de nuestro país” después de “diez años de autoritarismo”.

“Gobernaremos para todos. Esto significa no gobernar a favor de un sector privilegiado, pero tampoco en contra de nadie (…) Se acabó la persecución política en el Ecuador”, prometió.

La ceremonia estuvo dirigida por la presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador, Guadalupe Llori, que recordó que precisamente este 24 de mayo se cumplen 199 años desde la Batalla de Pichincha de 1822, en la que los independentistas lograron una victoria clave que permitió la toma de Quito y la región hoy constituida como Ecuador.

“Hoy es un día de celebración histórica, porque es el día de la Independencia del Ecuador, el día de la libertad y de la República soberana. Pero también es un día histórico, porque después de más de una década se respira libertad y democracia en un cambio de mando”, destacó Llori, miembro del partido indigenista Pachakutik.

Lasso participó antes de la toma de posesión en una misa celebrada en la Catedral Metropolitana de Quito.

The post Guillermo Lasso tomó posesión como nuevo presidente de Ecuador appeared first on La Nación.