El presidente de Perú, Francisco Sagasti, pidió este martes no usar el ataque achacado a Sendero Luminoso, que dejó 16 muertos en la región del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), con “fines políticos”.

En una visita a la ciudad de Trujillo, el mandatario indicó que lo ocurrido es una “tragedia nacional”. “Ningún grupo político, de ninguna orientación ni ideología, debería usar esta tragedia con fines políticos”, ha agregado, según ha informado la emisora RPP.

De forma paralela, aseguró que las autoridades investigarán para hallar a los responsables del ataque. “Esto no quedará impune”, indicó, antes de afirmar que Perú logrará “erradicar” el terrorismo “muy pronto con la acción decidida de las Fuerzas Armadas”.

Hasta el momento, 14 de las 16 víctimas del ataque han sido identificadas por las autoridades que se encargan de la investigación en curso. Cuatro son menores de edad y dos cuerpos aún no han sido identificados. El ataque tuvo lugar en la localidad de San Miguel del Ene, en una región selvática del interior de Perú situada a unos 250 kilómetros al este de Lima.

Los atacantes irrumpieron en dos bares de la zona de Cuchipampa y los milicianos amenazaron a quienes apoyen a la candidata de ultraderecha, Keiko Fujimori, con vistas a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Perú, prevista para el 6 de junio.

The post El presidente de Perú pidió no usar el ataque de Sendero Luminoso “con fines políticos” appeared first on La Nación.