A las 16:40, cuando se cumplía una hora y cuarenta minutos desde que iniciara su alocución, el Presidente Piñera terminó de rendir su última Cuenta Pública ante el Poder Legislativo.

El Mandatario se refirió al polémico proyecto de indulto general o amnistía para las personas que han sido detenidas durante el estallido social.

“En Chile no hay presos políticos, porque en Chile no hay ninguna persona que esté privada de libertad por sus ideas”, enfatizó.

“Hay personas privadas de libertad, por decisión de tribunales independientes, por delitos graves como homicidio frustrado, lanzamiento de bombas molotov, incendio con resultado de muerte. Nos oponemos a una ley de indulto o amnistía”, manifestó.

Enmarcado en el mismo tema, además, Piñera estableció que, conjunto al Ministerio de Justicia, se creará una Fiscalía Especializada en delitos contra los Derechos Humanos, organismo que se incorporará al mayor acompañamiento de las víctimas de estos delitos, como las personas que sufrieron trauma ocular con ocasión de su participación en manifestaciones.

“Incrementaremos los recursos del Instituto Nacional de Derechos Humanos y la Defensoría de la Niñez, para que puedan cumplir su labor, con especial énfasis en el acompañamiento a víctimas, la prevención y el fortalecimiento de una cultura de Derechos Humanos”
, señaló.

Asimismo, el Jefe de Estado hizo referencia a la modernización de las policías, como uno de los proyectos clave en esta materia, señalando que “los cambios ya hechos en materia de protocolos y procedimientos, modernización de la tecnología y los equipamientos de las policías” han ido en la dirección del “pleno respeto de los derechos humanos”.

En ese mismo sentido, anunció un proyecto para “un nuevo Ministerio de Seguridad Pública, distinto y separado del Ministerio del Interior, que se especializará y concentrará en el resguardo del orden público, prevención del delito, combate a la delincuencia, el crimen organizado, el narcotráfico, el terrorismo, y la protección de nuestras fronteras”.

CONSTITUCIÓN

Afirmó que en la carta de navegación de sus últimos meses de su gestión se encuentra “asegurar un proceso constituyente y electoral democrático, participativo y seguro”.

“Llevamos más de 40 años discutiendo y enfrentándonos en torno a la Constitución. La Constitución no debe ser nunca un factor de división. Muy por el contrario, en los países sabios, es siempre el gran marco de unidad, de estabilidad y de proyección de los países y pueblos hacia el futuro. Una Constitución nunca debe partir de cero.  Debe recoger siempre los aportes de las generaciones pasadas, la voluntad de las generaciones presentes y las esperanzas de las generaciones futuras”, indicó.

The post Presidente: ” Una Constitución nunca debe partir de cero” appeared first on La Nación.