El Ministerio del Trabajo anunció la decisión de extender la Ley de Protección al Empleo hasta septiembre, junto con informar que entró en vigencia la nueva normativa que dispone medidas de protección para el retorno gradual y seguro al trabajo presencial, en el marco de la crisis por la pandemia. La iniciativa surgió de un acuerdo entre el Ejecutivo y miembros de la oposición, luego de que un grupo de senadores presentaran una propuesta al Congreso.

La ley tiene como fin reforzar la protección de los trabajadores frente a coronavirus en su retorno presencial al trabajo, además de ofrecer trabajo a distancia para trabajadores de alto riesgo en salud y por motivos de cuidado. A su vez, contempla la eliminación del período de carencia de las licencias médicas por covid-19 existente en licencias de menos de 11 días, y la creación de un seguro de salud y vida para trabajadores presenciales o semipresenciales que se contagien de la enfermedad.