Cerca de 320 personas de la toma Marichiweu, ubicada en Miraflores Alto, Viña del Mar, se manifestaron la mañana de este miércoles debido a que iban a ser desalojadas por la municipalidad.

Los vecinos cerraron completamente la entrada, cercándola e instalando neumáticos en la zona de ingreso, además de colocar carteles con las consignas de “la toma resiste” y “por el derecho a la vivienda”.

Ubicado a un costado de la subida Padre Hurtado y de la meseta del gallo, el terreno será utilizado para construir un Servicio de Alta Resolución (SAR), cuyo objetivo es brindar atención de salud a los vecinos de Miraflores y descongestionar el Cesfam local.

Sin embargo, a través de un comunicado en su Facebook, el municipio viñamarino emplazó al Gobierno y anunció que no ejecutará el desalojo mientras las familias no tengan una solución habitacional.

“La construcción del Servicio de Alta Resolución (SAR) responde un anhelo de los vecinos de Miraflores, quienes han esperado años para contar con este centro de atención de salud, cuyo proyecto ya cuenta con el financiamiento y que beneficiará a más de 45 mil a usuarios de la Red de Atención Primaria de Salud”, comenzó la declaración.

El documento agregó que “el municipio realiza un urgente llamado al Gobierno para que entregue una pronta solución habitacional a las personas que están ocupando el terreno, mientras ello no ocurra, no se ejecutará el desalojo”.

Atendiendo la situación sanitaria y la crisis económica generada por la pandemia, es urgente una pronta reubicación de las familias para responder a la demanda de los vecinos de Miraflores para contar lo antes posible con este nuevo centro de salud”, cerró el texto.

En declaraciones a Radio Biobío, el presidente de la Agrupación Marichiweu, Mauricio Bahamondes acusó que solo 30 familias fueron notificadas sobre el desalojo, cuando en realidad son cerca de 80 las que ocupan los terrenos.

The post Municipio de Viña del Mar aplazó desalojo de toma Marichiweu: piden una solución appeared first on La Nación.