La Confederación Nacional de Funcionarios de Salud Municipal (Confusam) aseguró que el peor escenario de la pandemia ya llegó. La agrupación pidió este jueves medidas urgentes al Gobierno por el manejo de la crisis sanitaria del coronavirus después de que el último Informe Epidemiológico revelase un récord de 61.645 casos activos a lo largo del país.

La presidenta de la Confusam, Gabriela Flores, acusó que la hospitalización prolongada de pacientes con Covid-19 en servicios de urgencia de la Atención Primaria de Salud (APS) refleja que “ya se llegó al dilema de la última cama”.

“Ventilar a un paciente en el servicio de urgencia es equivalente al dilema de la última cama. Los servicios de urgencia no son los lugares para mantener pacientes de esa gravedad, los indicados son las Unidades de Cuidados Críticos”, indicó en declaraciones a Radio Biobío.

Flores anunció, a través de un comunicado, que “la Confusam rechaza las hospitalizaciones en la Atención Primaria si no cuentan con los recursos y condiciones para realizarlas de forma segura para usuarios y funcionarios. Por esta razón, estamos exigiendo recursos financieros para la contratación de refuerzos en personal y para la compra de insumos y elementos básicos para mantener a las personas con un mínimo de seguridad y dignidad”.

“Por una parte el ministerio asegura que se contará con los recursos necesarios pero la realidad dice lo contrario, ya que ni siquiera ha llegado a las comunas la segunda remesa de recursos para la vacunación.
La gestión del Minsal ha sido errática y no ha estado a la altura de la crisis por eso nuestra asamblea ha exigido la renuncia del ministro Enrique Paris”, agregó, solicitando la salida del secretario de Estado.

“Quienes brindan atención de salud en las hospitalizaciones son los mismos que deben vacunar, entregar alimentos y medicamentos, brindar atenciones de morbilidad, visitar postrados, hacer controles a embarazadas y niños, sin haber tenido, muchos de ellos, si quiera vacaciones ni días administrativos en más de año lo que está repercutiendo enormemente en su salud mental y física”, sentenció.

Una declaración similar emitieron la Confederación Nacional de los Trabajadores de la Salud (Confenats) y la Confederación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss).

La presidenta de la Fenats Nacional, Patricia Valderas, aseguró a Radio Biobío que el país ya está en la “tercera ola” y describió con ironía la situación actual: “No podemos mandarlo de vuelta a la casa, entonces van a ser atendidos en un consultorio, pero con la mínima especialidad. Es como ‘lo vamos a dejar para que no se vaya a morir a su casa’”.

En la misma línea, el presidente de la Fenpruss, Aldo Santibáñez, criticó que “la situación este año es mucho más compleja que a la misma altura del año pasado. Los niveles de contagio son altísimos e insistimos: el desgaste de los trabajadores del sector salud está al máximo, tanto en lo físico, emocional, mental”.

The post Confusam: “Ventilar un paciente en urgencia equivale a dilema de la última cama” appeared first on La Nación.