La segunda vuelta de la elección de gobernadores en 13 regiones del país estuvo marcada por la baja participación del electorado.

Solo el 19,6% de las personas habilitadas sufragaron en el balotaje, lo que representa 2.555.990 de los 13.040.819 ciudadanos que formaban el padrón. La cifra es menos de la mitad del 42% que votó en la megaelección de mayo pasado.

Solo tres regiones superaron la mitad de los votantes que participaron en la primera vuelta: Arica y Parinacota, la Metropolitana y Los Ríos.

El decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma, Tomás Duval, explicó a Emol que la “participación es muy baja y se asemeja en algo a las primarias presidenciales del 2017, solo votan los electores más politizados”.

Detalló que “las causas son variadas: elecciones poco o nada conocidas por la ciudadanía, menos costumbre de segundas vueltas, poco clima campaña política, las consideraciones de la pandemia y el clima y la baja importancia del cargo, por tanto, sólo primó la capacidad de movilizar de los y las candidaturas”.

El director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central, Marco Moreno, remarcó a dicho medio que “la baja participación nos habla de la persistencia de un abstencionismo estructural, fuertemente instalado en nuestro sistema político, lo cual es algo que hay que abordar seriamente”.

Según dijo, los factores que incidieron van desde “las restricciones sanitarias en alguna parte del electorado, el sector más adulto, jugó a favor de que se abstuvieran de participar”, sumado a que se trató de “una elección nueva y las autoridades en disputa no estaban muy claro en el inconsciente de las personas cuál eran sus funciones”, consignó Emol.

The post Las eventuales causas de la bajísima participación en el balotaje de gobernadores appeared first on La Nación.