Al menos 19 personas murieron en el marco de varios ataques perpetrados por un comando armado en el estado mexicano de Tamaulipas (noroeste, fronterizo con Estados Unidos), informaron este domingo las autoridades locales.

Las agresiones ocurrieron el sábado en diversos barrios de la ciudad de Reynosa a manos de sicarios que viajaban “a bordo de varios vehículos”, dijo en un comunicado una agrupación que coordina a las fuerzas de seguridad en el estado.

El Grupo de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz en Tamaulipas reportó el sábado la muerte de 15 personas durante esa jornada violenta, incluido uno de los delincuentes que fue sorprendido por policías cerca del puente que conecta a Reynosa con Pharr, Texas.

Pero el domingo, las autoridades estatales elevaron la cifra tras conocerse que cuatro presuntos delincuentes fueron abatidos por policías.

“Al ser localizados, los individuos opusieron resistencia y agredieron a personal policial, el cual repelió la agresión”, precisó la agrupación en el documento.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, condenó los hechos y dijo que dio instrucciones para esclarecer a la brevedad lo ocurrido.

“Se investiga ya el móvil de estos actos que afectaron de manera directa a la población civil”, dijo el mandatario en un comunicado.

Los ataques provocaron que Ejército mexicano, la Guardia Nacional, la policía estatal y la fiscalía local desplegaran un operativo por toda la ciudad.

Desde 2017, Reynosa, fronteriza con Estados Unidos, ha sufrido una escalada de violencia por el crimen organizado en su intento por el control del tráfico de drogas y el tránsito de migrantes indocumentados que buscan llegar a ese país.

Más de 300.000 personas, según cifras oficiales, han sido asesinadas en México desde que en diciembre de 2006 el gobierno federal lanzó un polémico operativo militar antidrogas.

La mayoría de los asesinatos son atribuidos a pugnas entre bandas criminales.

str/nc/lda