La pandemia del Covid-19 ha generado caídas en los ingresos, problemas logísticos y descensos en la productividad de las empresas familiares pero, al mismo tiempo, ha acelerado su transformación digital. Estas son algunas de las conclusiones del sondeo AEF-Situación Coronavirus 2021, que recientemente realizó la Asociación de Empresas Familiares (AEF) a 126 empresarios y empresarias familiares socios de la organización.

Efectuado entre el 10 y el 19 de mayo pasado, el estudio abordó los efectos de la crisis sanitaria sobre las empresas y su gobernanza familiar y también indagó en su percepción de la situación social y política del país.

En esa línea, al ser consultados sobre los impactos de la pandemia en sus compañías, los empresarios y empresarias familiares encuestados señalaron que el principal efecto ha sido la caída en los ingresos (48% de las menciones), seguido de problemas logísticos (36,5%) y descensos en la productividad (22,2%). Solo uno de cada cinco mencionó no haber tenido impactos significativos en sus empresas.

Sobre los impactos positivos generados por esta inédita situación, 2 de cada 3 consultados reconocieron una aceleración de la transformación digital en sus compañías, mientras que 47% cree que ha servido para la adaptabilidad y mejor desempeño de los equipos.

A nivel familiar, el sondeo reveló que la pandemia impulsó a los miembros de la familia a involucrarse más activamente en la gestión de la empresa, mientras que 1 de cada 3  entrevistados afirmó que aceleró la sucesión familiar. El 29%, en tanto, planteó que la actual situación sanitaria facilitó el ingreso de las nuevas generaciones al gobierno corporativo de sus compañías.

POPULISMO

En cuanto al actual escenario que vive el país, los empresarios y empresarias familiares manifestaron su preocupación por el avance del populismo, considerándolo la principal amenaza que hoy vislumbran con el 81% de las menciones, seguida por problemas de orden público (37%) y los resultados de la elección de los constituyentes (28%).

“Las empresas familiares, al igual que muchos chilenos, han sido golpeadas por los efectos de la pandemia. Pese a eso, a nivel familiar han introducido cambios en sus compañías para acelerar la digitalización e incorporar a las nuevas generaciones. Esta encuesta también revela lo fundamental que son la certeza jurídica y el orden público para poder seguir operando y aportando al crecimiento del país”, explica Magdalena Díaz, gerenta general de la Asociación de Empresas Familiares.

En relación al escenario que proyectan para 2021-2022, el 64% de los empresarios familiares señaló estar de acuerdo o muy de acuerdo con que sus empresas invertirán fuerte en transformación digital; mientras que 57% manifestó sentirse de acuerdo o muy de acuerdo con que se potenciarán nuevos liderazgos en sus empresas y un 56% cree que el país logrará controlar la crisis sanitaria durante el año en curso.

A la hora de evaluar el desempeño de diversos actores y organizaciones en esta pandemia, los empresarios familiares calificaron con la nota más alta -6,5 de promedio- a los funcionarios de salud, destacando así su entrega y trabajo durante esta crisis. A ellos le siguieron las empresas (nota 5,3 promedio) y los gremios empresariales, municipios, universidades y centros de investigación con una calificación de 4,8. Como contrapartida, los actores peor evaluados fueron el Congreso y los partidos políticos (1,7 de promedio).

Finalmente, los empresarios familiares sondeados por la AEF fueron consultados por los sentimientos que han experimentado en estos momentos de crisis. La mitad dijo haber sentido inseguridad y pesimismo/preocupación, mientras que 1 de cada 3 se manifestó optimista/esperanzado frente a los cambios.

EMPRESAS FAMILIARES

La AEF es una organización sin fines de lucro que promueve el desarrollo y la trascendencia de las empresas familiares en Chile. A través de encuentros, seminarios, talleres, entre otras iniciativas, apoya y reúne en un espacio de aprendizaje conjunto a las familias empresarias con el fin de compartir experiencias de sucesión, gobierno y estrategia corporativa, gobernanza familiar, entre otras, esenciales del ecosistema familiar empresarial.

Cuenta con 4 capítulos: AEF Mujeres, AEF Futuro, AEF Filantropía y AEF Family Office. Su directorio está compuesto por George Anastassiou Mustakis, quien se desempeña como presidente de la Asociación junto a Nicola Schiess, y Belinda James, Claudia Fürst, Catalina Saieh, Per Von Appen, Arturo Palma Matetic, Javier Said y Ariel Aguilar.

The post Empresas familiares en pandemia: 2 de cada 3 reconocen aceleración de la transformación digital appeared first on La Nación.