El Juzgado de Garantía de Temuco comenzó este miércoles, de manera telemática, la audiencia de ampliación del plazo de la investigación, apercibimiento de cierre y revisión de medida cautelar de Martín Pradenas, imputado por los delitos de abuso sexual reiterado y violación.

El juez de Garantía informó la prohibición de divulgar los nombres de las víctimas querellantes para resguardar su intimidad y no afectar su integridad física y psíquica “ya que los delitos afectan la dignidad y el proceso reparativo”.

Durante su exposición, la defensa de Pradenas reiteró su solicitud de revisar la medida cautelar de prisión preventiva que cumple el imputado desde julio de 2020 en la Cárcel de Valdivia ya que “no se ajusta a los parámetros legales y de estándares internacionales”.

“Ya van un poco más de 11 meses de privación de libertad en una cárcel y en opinión de esta defensa debe ser necesariamente revocada y aplicar otras medidas. La prisión preventiva es altamente gravosa y la consideramos excesiva” insistió el abogado defensor, Javier Jara Müller.

Sin embargo, uno de los puntos más álgidos fue el cuestionamiento que realizó la defensa a la causa de muerte de la víctima, Antonia Barra, esgrimiendo que existen nuevos hallazgos e información que permitiría investigar de forma separada el fallecimiento, lo que relacionaría la muerte de la joven a terceras personas y no al imputado.

Por su parte, la Fiscalía reprochó esta nueva hipótesis y debido a ello, el fiscal del Ministerio Público, Miguel Ángel Rojas, indicó que tras el análisis pericial de la Brigada de Homicidios de la PDI y el pronunciamiento del Servicio Médico Legal, estos “dan cuenta de que el fallecimiento de Barra se refiere a un suicidio, en el cual no hay ningún elemento que diga relación con la intervención de terceras personas”.

LOS HECHOS QUE SE LE IMPUTAN

Rojas reiteró que son seis hechos distintos, desarrollados entre noviembre de 2010 hasta septiembre de 2019, correspondientes a siete agresiones sexuales a seis víctimas distintas, los hechos que se le imputan a Pradenas.

El primero de ellos, corresponde al abuso sexual de una adolescente de 16 años, donde el imputado ya era mayor de edad, en donde la lleva engañada a un dormitorio de su inmueble para cometer la agresión sexual; el segundo de los hechos es un abuso sexual a otra adolescente de 16 años en un domicilio donde se desarrolla una fiesta el imputado, mayor de edad, la lleva engañada a un lugar del patio de este domicilio en donde no había nadie, para atacarla sexualmente; el tercer hecho es un abuso sexual infantil de una niña de 13 años que se realizó el imputado, mayor de edad, donde la lleva engañada a un dormitorio del su domicilio para cometer el delito.

“En estos tres primeros casos se puede ver que se repite no solamente el imputado, sino que también en el hecho uno y tres, se repite el sitio del suceso y la forma de ejecución del delito” expresó el fiscal Rojas, agregando que “a nuestro entender se repite en los tres casos el modo de atacar”.

El cuarto de los delitos lo habría cometido en contra de una joven de 19 años en donde la víctima se encontraba durmiendo en estado de ebriedad; el quinto hecho se refiere a la violación de una joven de 20 años en estado de ebriedad también; finalmente el delito de abuso sexual propio y violación propia de Antonia Barra, víctima incapacitada de oponerse debido a su estado de ebriedad. “En estos tres últimos casos también se repite el modo de operar” dijo el fiscal.

“Se ha menoscabado la integridad física y psíquica de las víctimas.
Son hechos que merecen pena de crimen por los cuales el imputado no podría acceder a una pena sustitutiva. No podemos olvidar que se decretó prisión preventiva porque el imputado representaba un peligro para la seguridad de la sociedad y para la seguridad de las víctimas”, precisó el Ministerio Público.

“Incluso en el teléfono que fue incautado, el imputado se introdujo dentro de algunos de los grupos de WhatsApp creados respecto a estas víctimas y hay eliminación de más de 15 mil archivos, y eso también ha sido acreditado, por lo tanto también existe un peligro para la seguridad de la investigación”, agregó el fiscal.

Con lo anterior, haciendo alusión al teléfono celular de Pradenas incautado a inicios de 2021 y que permitió extender la investigación hasta hoy 30 de junio.

Tras cinco horas de exposición, de las cuales dos fueron de la defensa, la audiencia entró en receso y a estas horas ya se retomó la sesión, proceso que podría durar varias horas más e incluso extenderse hasta este jueves.

The post Revisión de cautelares de Pradenas: defensa pide revocar prisión preventiva appeared first on La Nación.