El presidente de la Cámara de Diputados, Diego Paulsen, acompañado del prosecretario de la corporación, Luis Rojas, firmaron junto al ministro secretario general de la Presidencia, Juan José Ossa, y el subsecretario de la cartera, Máximo Pavez, el acta de entrega de las dependencias de la sede de la Cámara en Santiago, que serán utilizadas para el funcionamiento de la Convención Constitucional.

“Esperamos que este edificio sirva como fuente de inspiración para una deliberación franca transparente respetuosa. En consecuencia, esperamos que a partir de este domingo 4 de julio comienza este proceso del cual muchos chilenos esperan tanto se trata de estudiar redactar y aprobar una propuesta de una nueva Constitución”, indicó el titular de la Segpres.

Paulsen hizo un llamado a “cuidar este hermoso Palacio, cuidar los patios de este edificio de la Cámara de Diputados y Diputadas reafirmó el compromiso de que si requieren asesoría técnica o apoyo técnico, el Congreso Nacional está a disposición. Lo mismo ha manifestado la biblioteca del Congreso Nacional, porque creemos y queremos que chile le vaya bien y que esta Convención Constitucional pueda entregar a más tardar en el plazo de un año cómo está establecido la propuesta para un plebiscito de salida”.

Durante la ceremonia, Ossa fue consultado por la demanda de los constituyentes de los pueblos originarios para la primera sesión de la Convención, requiriendo el izamiento de banderas indígenas y llevar un acompañante para sus ceremonias ancestrales. Además, exigieron la renuncia del secretario ejecutivo designado por la Segpres para la instancia, Francisco Encina, debido a que no ha acogido las solicitudes.

“El rol del Gobierno tiene que ser muy respetuoso de los grados de independencia que tiene la Convención. En ese sentido, debemos hacer lo que podemos hacer y no más que eso, por lo mismo hemos adoptado un rol minimalista. Pero hemos señalado que partir de que exista un presidente de la Convención, todos los símbolos y gestos culturales que se acuerden serán plenamente apoyados por la secretaría ejecutiva de la Convención”, indicó.

El ministro agregó que “hemos recibido algunas peticiones no todas son parecidas entre sí lo que a veces dificulta acordar las hemos transmitido como gobierno, que pueden existir gestos culturales o rituales en distintos lugares como se ha hecho por ejemplo en el parque Metropolitano en otras ocasiones”.

De todas formas, el secretario de Estado consignó: “Es una cuestión que seguiremos conversando, pero nuestro compromiso es que se trate de una jornada histórica, donde haya de liberación y donde todos sean respetados. Y para eso es que estamos disponibles, no sólo para esos temas sino que también para otros”.

“No hay que olvidar que hay 155 miembros en esta Convención y las distintas inquietudes que tenemos que ir atendiendo y siempre respetando el grado de autonomía de la Convención.
En ese sentido, quiero precisar qué es muy relevante que el Ejecutivo no tome decisiones que no puede tomar, por lo mismo, los acuerdos previos que se puedan lograr entre los miembros de la Convención serán recogidos”, dijo.

En ese contexto, Ossa recordó las restricciones sanitarias. “Estamos en época de pandemia, hay que pensar que ya 155 miembros de esta Convención, no se había agrupado desde que existe pandemia tanta gente, y en ese sentido, más que exigencias lo que tiene que haber son diálogos, que han existido”.

Además, el ministro se refirió a supuestos contratos de licitación hechos por La Moneda: “La información de prensa es falsa, no existe ninguna cláusula en una base de licitación que permita ni quiera que el Gobierno censure el contenido de las transmisiones. Les doy dos razones, primero están habilitadas todas las formas posibles de transmisión, para que sean los miembros de la Convención quienes decidan qué y cuánto transmiten”.

“La transmisión no va a estar en manos del Gobierno, va a ser un delegado de Anatel, particularmente un director de televisión nacional, no veo cómo ni de dónde podría pensarse que exista ninguna censura, todo lo contrario. Es más, la cláusula citada por un informativo de prensa lo fue parcialmente, porque se refería a la transmisión de publicidad, porque no queremos mercantilizar la Convención”, explicó.

Por su parte, la presidenta del Senado, Yasna Provoste, informó que desde la institución que preside van a apoyar en el día de la instalación de la Convención Constituyente con traductores en lenguas autóctonas nacionales.

“Vamos a dar todas las facilidades y vamos a colaborar activamente para que la Convención Constituyente y sus integrantes puedan realizar bien su tarea. Allí están depositadas las esperanzas de chilenos y chilenas y por lo tanto para nosotros es un deber poder contribuir a que realicen su tarea en buenas condiciones”, señaló la parlamentaria.

La senadora explicó que “para el día de la instalación los convencionales han solicitado que se reconozca también nuestras lenguas de algunos de los pueblos que integran con escaños reservados. Hasta ahora sabemos que el Gobierno se los ha negado, (…) La biblioteca del senado tiene una traducción en 4 lenguas de nuestras leyes y ojalá podamos poner a disposición al menos el día de la instalación como un gesto de reconocimiento desde el Senado a nuestras lenguas de pueblos originarios”.

The post Ossa tras entrega de sede de la Convención: “Nuestro compromiso es que se trate de una jornada histórica” appeared first on La Nación.