Rafaella Carrà revolucionó el Chile de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) con una recordada actuación en la edición de 1982 del Festival de Viña del Mar, con la que encandiló al jurado y se coronó como Reina del certamen iniciado una tradición que perdura en la actualidad. Tres años antes, el público del festival había elegido de manera espontánea como Reina a la animadora María Graciela…

Source