Hasta los 35 minutos del primer tiempo, Pedro Gallese impedía lo que todo indicaba que iba a ser una goleada en favor de Brasil. Fue Paquetá, al igual que contra Claudio Bravo, el que terminó con la resistencia del gran arquero peruano. Esta vez ingresó como titular y culminó de frente al arco una gran jugada individual de Neymar por la izquierda. Lo de Gallese hasta ese instante era excepcional.

Source