En el adíos más cruel de los últimos años España se queda sin Eurocopa. Italia te mata así, sin merecerlo, con los boinas verdes en el césped. La selección española derrochó grandeza hasta que cayó en el punto de las lamentaciones. El grupo de Luis Enrique desfiguró al rival, pero le dejó vivos los genes. Era la tercera prórroga seguida para España y se rompió el embrujo. Dani Olmo…

Source