María Tania da Silva, ciudadana brasileña de 38 años, inventó un embarazo a su novio y cercanos, fingió ir a la sala de partos, mandó fotos de la presunta bebé a algunas personas y finalmente dijo que la raptaron. Un exhaustivo plan que lentamente se le fue saliendo de las manos, y que hoy la tiene enfrentando cargos por denuncia calumniosa y malversación.

Según publicaron medios en Brasil, la mujer llegó a la policía de Gavea, zona sur de Río de Janeiro, para denunciar el presunto secuestro de su hija. Y al poco rato de empezar su declaración terminó admitiendo que todo era una mentira y que sólo quería mantener a su lado a Jandeílson Nascimento, su pareja, 11 años menor que ella.

Por su parte, el novio de la mujer señaló que llegó una tarde diciéndole que en una clínica le habían informado de su embarazo, mientras que el día del supuesto nacimiento, el 12 de junio, le dijo que había muerto.

Cuando habló con la policía, da Silva también confesó que a algunas personas les había mandado fotos de una bebé recién nacida que bajó de Internet. Asimismo agregó que su historia era que una compañera de trabajo había raptado a la niña. Incluso lanzó una tercera versión: que le regaló la guagua a esa compañera para vengarse del presunto padre.

Tras la enorme cantidad de mentiras, la brasileña ahora enfrenta cargos por malversación y denuncia calumniosa.

Según precisó a extra el delegado Daniel Rosa, mentir cuando se hace una denuncia constituye un delito. “Quien lo comete debe ser castigado con el máximo rigor de la ley”, remarcó.

The post Brasileña enfrenta a la justicia tras armar todo un plan para engañar con un falso embarazo appeared first on La Nación.