Los candidatos presidenciales de Chile Vamos, Joaquín Lavín (UDI), Ignacio Briones (Evópoli), Mario Desbordes (RN-PRI) y Sebastián Sichel (Ind.), se enfrentaron la noche de este lunes en su último debate televisivo, antes de las primarias de este domingo 18, organizado por la Asociación Nacional de Televisión (Anatel).

La cita se prolongó por más de dos horas y fue menos tensa que la noche del domingo, cuando fue el turno del debate de los abanderados del pacto Apruebo Dignidad, Daniel Jadue (PC) y Gabriel Boric (CS).

La noche de este lunes los candidatos fueron interrogados por los periodistas Iván Valenzuela (Canal 13), Soledad Onetto (Mega), Constanza Santa María (TVN) y Daniel Matamala (CHV). La instancia partió a las 22:25 horas y culminó a las 00:51, periodo en el que esta promedió 30,3 puntos de rating online.

En el inicio del encuentro, el periodista de Chilevisión y CNN Chile consultó a los cuatro abanderados su postura respecto a los Derechos Humanos, enfocándose en los casos de trauma ocular y abuso policial en el estallido social.

En ese campo, los candidatos mostraron pocas diferencias, estando Desbordes en pro de negar la “sistematicidad” de los casos de abuso policial, señalando que “las instituciones jamás tuvieron disposición como tales a cometer violaciones a los Derechos Humanos”. Por su parte, Lavín sostuvo que “condena las violaciones a los Derechos Humanos”, pero también expuso casos de “terrorismo armado” en la Araucanía, junto con mostrar una foto del funeral de comunero de la CAM, Pablo Marchant, rechazando posibilidades de indulto a violentistas.

Por su parte, Sebastián Sichel declaró que “me duele que se violen los Derechos Humanos en Chile” y estableció que el trabajo que hay que hacer “es dejar que los tribunales hagan su trabajo”. Una línea similar a la de Briones, quien manifestó que Carabineros falló en el control, y que existieron “casos de atropellos, pero no hay una política de violación sistemática, a diferencia de la dictadura”. Además, el ex-ministro de Hacienda sostuvo que son la “única candidatura del sector que tiene una política de Derechos Humanos”.

Incluso, en el apartado de Derechos Humanos, los candidatos respondieron a la pregunta de quién estaría de acuerdo con cerrar el penal Punta Peuco. Entre ellos, sólo el extitular de Hacienda respondió que sí, mientras que el ex presidente de BancoEstado dijo que le gustaría “transformarlo”.

En el ámbito de la gobernabilidad, Lavín, Sichel y Briones hicieron un énfasis en comenzar un nuevo ciclo, más apartado de lo que es el Gobierno actual, llamando a tender puentes, a no construir una continuidad y a cambiar ciclos recomponiendo confianzas. Por su parte, Desbordes defendió al actual Ejecutivo, señalando que en el panorama actual “no tiene ningún sentido culpar al presidente Piñera”.

MACROZONA SUR

Otro punto clave fue el comentario sobre el tema de la violencia en la macrozona sur, con foco especial en los hechos de violencia ocurridos en Carahue, Región de La Araucanía, en donde un miembro de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) fue abatido por Carabineros.

En ese sentido, Briones aseguró que la situación de la Araucanía demuestra una falla de estado por temer a utilizar la fuerza, por lo que llamó a dotar a las policías de las herramientas y la tecnología adecuada para ir contra los grupos violentistas, distinguiéndolos con las demandas pacíficas del pueblo mapuche.

“No hay que tenerle miedo a lo fundamental, ocupar el monopolio del uso legítimo de la fuerza que tiene el Estado, no hay que tenerle vergüenza a eso, eso es parte de la democracia y siento que el estado ha fallado en ese rol”, aseguró, en una declaración que fue refrendada por Lavín, quien sostuvo que “en La Araucanía no hay estado de derecho, y hoy eso ha quedado más claro, ya que hay personas como Héctor Llaitul que hablan de actos de sabotaje, que son terroristas. Ellos hacen que en las zonas rojas de la región, las familias se sientan indefensas”.

En tanto, Desbordes criticó que “candidatos presidenciales” entregaran su apoyo a los cercanos a Pablo Marchant, el integrante de la CAM muerto en el ataque a la forestal Mininco y expresó su solidaridad con el trabajador Ceferino González, herido en el incidente. “La víctima es la persona que está internada en una UCI, sin tener arte ni parte. (…) La persona que esté con un M-16, encapuchada, aténgase a las consecuencias”, fue lo expresado por el extitular de Defensa.

En tanto, Sichel manifestó que es necesario condenar la violencia, y también expuso el caso del trabajador de la forestal que fue herido. “Lo que me preocupa es que parece que es lo mismo alguien que hace un atentado que aquel trabajador que ha sido herido”, indicó el ex-ministro de Desarrollo Social, agregando que “si no condenamos el terrorismo universalmente, lo que nos va a pasar es que el Estado de Derecho va a temblar y vamos a tener una democracia que tiembla, porque no somos capaces de protegerla con el ejercicio de la legítima fuerza del Estado”.

En la primera parte del debate los abanderados también hablaron de la llamada agenda valórica y de género. En la segunda parte del debate cada aspirante pudo plantear a su contendores los temas y preguntas que más le interesaban a cada uno.

The post El cara a cara de los candidatos de Chile Vamos en su último debate televisivo antes de las primarias appeared first on La Nación.