Una guardia armada con escopetas y fusiles custodió el cuerpo de Pablo Marchant Gutiérrez, miembro de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM). Desde el velorio, que se llevó a cabo este lunes en la comuna de Lumaco, se difundieron fotos de cuatro personas encapuchadas resguardando el ataúd cubierto con la bandera Wuñelfe y portando armas de grueso calibre, tales como escopetas y fusiles M-16.

Source