Diputados de oposición ingresaron una acusación constitucional en contra del ministro de Educación, Raúl Figueroa, aludiendo a una serie de infracciones a la Constitución y a las leyes en medio de la pandemia. Según los parlamentarios, Figueroa incurrió en faltas a la regulación y financiamiento del sistema educativo, además de las leyes que vulneran a trabajadores y trabajadoras de la educación, y con amenazar a la vida y a la integridad física y síquica de la comunidad escolar.

En el contexto, la diputada Camila Rojas, de Comunes, planteó que “debido a que el ministro Figueroa no ha respetado ni la Constitución ni las leyes, el Ministerio de Educación no inyectó ni un peso más en educación durante todo este tiempo en pandemia. Agregó que lo más grave “es que muchos establecimientos, especialmente los municipales, recibieron menos recursos que en año no pandémico”, acusó.

Ante este anuncio, el ministro Figueroa dijo que “significan hoy día, en un momento en el que todo el país debe estar destinando su tiempo, a cómo resguardar el bienestar de los niños y jóvenes en el sistema educativo, esta acusación implica desviar precisamente esa dedicación”. “La acusación va a obligar a que el Congreso se dedique a conocer de ese libelo, nosotros seguiremos trabajando con un principal objetivo: cómo asegurar que niños y jóvenes tengan un efectivo derecho a la educación”, dijo.