El Gobierno de Chile “debe poner fin a las deportaciones sumarias de venezolanos” que realiza en el marco de una ley de migración “y asegurar que todas las expulsiones cumplan con el derecho internacional de los derechos humanos”, señaló este miércoles Human Rights Watch, HRW. La organización señaló una serie de graves violaciones a los derechos fundamentales de migrantes venezolanos expulsados.

El director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, expresó que “los tribunales de Chile demostraron que muchos venezolanos que buscaban escapar de la devastadora crisis en su país de origen fueron deportados sin debido proceso”. Vivanco apuntó que resulta “contradictorio” que el Gobierno encabezado por Sebastián Piñera “condene con firmeza los abusos en Venezuela, mientras ignora los derechos de los venezolanos en su afán por deportarlos”.