China informó este lunes de 55 nuevos casos de Covid-19 de transmisión local, al parecer vinculados en su mayoría al brote de la variante Delta, de rápida propagación, que ya llegó a más de 20 ciudades y más de una docena de provincias.

Las autoridades de las principales ciudades del gigante asiático, incluida Beijing, la capital, realizaron test a millones de ciudadanos, al tiempo que acordonaron recintos residenciales y pusieron en cuarentena a los contactos de personas contagiadas.

Zhuzhou, en la provincia central de Hunan, ordenó a más de 1,2 millones de personas que permanezcan en sus hogares bajo un aislamiento estricto durante los próximos tres días, mientras se lleva a cabo una campaña de tests y vacunaciones.

“La situación sigue siendo sombría y complicada”, remarcó el Gobierno de Zhuzhou en un comunicado, al anunciar la medida.

China había logrado hasta ahora reducir los casos locales a prácticamente cero. Pero el último brote, vinculado a un foco en Nanjing donde nueve trabajadores de la limpieza de un aeropuerto internacional dieron positivo el 20 de julio, provocó más de 360 casos en las últimas dos semanas.

En Zhangjiajie, ciudad cercana a Zhuzhou, hubo un brote el mes pasado entre los clientes de un teatro, que luego llevaron el virus a sus casas. Por lo mismo, se confinó el viernes a sus 1,5 millones de habitantes.

Por su parte, el Gobierno de Beijing bloqueó la entrada de turistas durante la temporada de viajes de verano. Tras el descubrimiento de algunos casos entre residentes que habían regresado de Zhangjiajiem sólo se permitirá la entrada a Beijing a los “viajeros esenciales” con test negativos.

China acumula más de 93.000 casos de Covid-19 y 4.636 decesos desde el inicio de la pandemia.

The post Millones de confinados en China por rápida propagación de variante Delta appeared first on La Nación.