La crisis migratoria se agudizado, principalmente en Iquique, donde este viernes se vivió un desalojo de los más de 100 migrantes que vivían en carpas en dicho lugar.

Es por esto que este sábado se realizó una manifestación contra la migración irregular, protagonizada por los mismos habitantes de la zona, los que enfatizan no estar en contra de la llegada de los extranjeros, sino que la forma en la que lo hacen y el tipo de vida que terminan teniendo en Chile.

“No estamos en contra de los migrantes en sí, sino de cómo llegaron ellos, su forma de vivir. La delincuencia. Estamos cansados de la delincuencia. Ya tenemos la chilena y con los extranjeros aumentó”, dijo uno de los manifestantes.