Roberto Tobar tuvo un polémico arbitraje en el duelo de ayer entre Universidad Católica y Santiago Wanderes. El juez expulsó a Germán Lanaro y Fernando Zampedri, donde ambas decisiones desataron la molestia de los precordilleranos.

“Yo asumo mi error, no voy a justificar mi decisión errónea en el campo. “Estoy dando la cara. Si tengo que ser sancionado, lo voy a estar. Es un aprendizaje”, señaló el árbitro internacional en radio ADN.

“El VAR ha producido que los jugadores quieran sacar provecho de todas las intervenciones. Vamos a ser bastante duros con los jugadores que quieran engañar al fútbol”, cerró Tobar.

A continuación el informe del árbitro:

Por Ignacio Soto Bascuñán