Luego de seis años desde que estallara el caso Valbuena, el Tribunal de Versalles ha condenado a Karim Benzema, delantero Del Real Madrid y selección francesa, a un año de prisión suspendida, además de una multa económica de 75.000 euros por complicidad al chantajear con el uso de un vídeo sexual a su ex compañero de selección Mathieu Valbuena.

La sentencia, sin embargo, no es definitiva, pero al margen de que si Benzema logra o no demostrar su inocencia, esta resolución no debería tener consecuencias en su carrera deportiva, ni con Francia y menos con el Real Madrid.

Mathieu Valbuena y Karim Benzema cuando fueron compañeros en la selección de Francia.

Los abogados del delantero del cuadro merengue señalan que apelaran a la sentencia, como lo anunciaron en la misma sala de Versalles, que lo harán en base a que en la sentencia queda claro que Karim no estaba al corriente de estas maniobras ni que cometiera delito.

“Es una decisión injusta, sin pruebas. ¿Cómo puede ser cómplice si no estaba al corriente de la maniobra?”, ha comentado su abogada Antoine Vey, señalando también que para la siguiente visita su cliente estará presente y su ausencia ha pesado en su contra.

Benzema deberá cumplir una prisión suspendida, un modelo de pena que se emplea a las penas de prisión menores a dos años y que no implican la entrada en prisión salvo reincidencia.

Por Ignacio Soto Bascuñán