Pese a que el vicepresidente de la Convención Constitucional, Jaime Bassa, dijo no haber recibido denuncias por la polémica fiesta que realizaron algunos constituyentes en el bar del lujoso hotel Pettra de Concepción, la cual habría generado el reclamos de pasajeros del recinto, con el paso de las horas se han hecho públicos algunos antecedentes.

Según confirmó EL DÍNAMO con fuentes al interior de la Convención, el evento inició en el bar terraza de hotel penquista durante la noche del pasado jueves 25 de noviembre y se hizo para celebrar el cumpleaños del convencional del Colectivo Socialista y vicepresidente adjunto, Pedro Muñoz.

Además del festejado, quien cumplió 33 años un día antes del evento, estuvieron presentes varios convencionales de dos de las siete comisiones.

Una es la de Sistema Político, que coordinan Rosa Catrileo, que no asistió a la celebración, y su par Ricardo Montero (PS). La otra comisión era la de Medio Ambiente, que es coordinada por la dupla de Camila Zárate (Pueblo Constituyente) y su par Juan José Martin Bravo, que sí participó.

Ambas comisiones eran las únicas que se hospedaron en el hotel de cuatro estrellas, cuyo precio por habitación parte en los $94 mil. A las restantes comisiones les correspondieron otros hospedaje. Por ejemplo, los miembros de la comisión de Derechos Fundamentales, que coordina Matías Orellana (PS) y Damaris Abarca (FA), alojaron en el Diego de Almagro.

Los asistentes a la fiesta

La mesa de la Convención evitó entregar mayores antecedentes de la fiesta. Según confirmó EL DÍNAMO, participaron 10 convencionales. Algunos de los asistentes al evento fueron Fernando Atria del Frente Amplio, el ex presidente de la DC, Fuad Chahín, Alejandra Pérez y Manuel Woldarsky de la ex Lista del Pueblo y el convencional de Independientes Por Una Nueva Constitución, Juan José Martin Bravo. Testigos explican que Manuel Ossandón “no participó, sino que pasó a saludar”. Del mismo modo, Rugero Cozzi (RN) quien suele cenar con Chahín, no habría participado.

Tras la emisión de este reportaje, Alejandra Pérez tomó contacto con EL DÍNAMO para indicar que no participó del evento, por el contrario, explicó que se encontraba profundamente “cansada” por las labores constituyentes y que “me acosté temprano”. Además dijo que no hubo una celebración como tal en el hotel de Concepción.

La fiesta se desarrolló con normalidad hasta que, según cuentan testigos, Pedro Muñoz y Juan José Martin decidieron bañarse en la piscina cercana al bar del hotel que estaba cerrada por mantención, lo que habría generado el reclamo de otros pasajeros del recinto. Los asistentes fueron grabados por las cámaras de seguridad del Hotel, que hasta ahora no se han difundido. También se registró lo ocurrido en la piscina.

Hotel e involucrados niegan descontrol

Pese a que algunos presentes confirmaron que hubo consumo de alcohol, gritos y hasta “chapuzones” en la piscina del hotel, la información fue negada por algunos participantes del evento y la administración del Petra de Concepción perteneciente a la franquicia Radisson.

Desde el hotel, ubicado a 13 minutos a pie de las tiendas del centro comercial Plaza Trébol, explicaron que la piscina del recinto se encontraba en “remodelación” durante la fiesta de los convencionales, por lo que, descartan que algún constituyente haya hecho uso de la alberca.

“El ambiente estuvo bastante tranquilo. No tuvimos ni desmanes, ni problemas con otros huéspedes que hayan reclamado”, indicaron al portal Sabes.cl.

Pedro Muñoz, sindicado como el gestor de la fiesta en el bar del hotel, también descartó haberse descontrolado y situaciones incómodas para los otros alojados o el personal.

“Yo no he celebrado mi cumpleaños, no he tenido la posibilidad de celebrarlo y espero hacerlo con mi familia en mi casa durante el mes. Yo no estoy de cumpleaños ese día. Ese día me fui a mi habitación relativamente temprano“, señaló ante los medios de comunicación.

El convencional, incluso indicó que si hubiesen realizado destrozos “sería evidente” y existirían pruebas en el hotel de Concepción.

Otro de los asistentes, Fernando Atria, también descartó que hayan existido situaciones fuera de lo normal como gritos excesivos. Según el abogado, se “está buscando algún escándalo que imputarle a la Convención”.

Bassa se molestó con la pregunta de la prensa

El vicepresidente Jaime Bassa, integrante de la comisión, tenía asignado ese hotel. Sin embargo, al ser consultado por los medios sobre la fiesta, no indicó si sintió ruidos esa noche. Además se molestó con la pregunta de un reportero que le solicitó responder qué información manejaba la mesa que lidera sobre el mal comportamiento de algunos de sus pares.

“Nos llama la atención y me sorprende que la primera pregunta, después de una semana tan intensa y novedosa, tan histórica, se a propósito de trascendidos. No tenemos mayor información”, señaló Bassa, sin referirse tampoco al registro de las cámaras del hotel que capturaron los incidentes con detalle.

Con cierta molestia, Bassa agregó : “Si estos hechos son ciertos habrá responsabilidades individuales que asumir habrá que ver qué tipo de hechos se trata. Y para eso hay canales institucionales como el comité de ética, pero hasta ahora no hemos recibido denuncias y no tenemos confirmación de los hechos, de qué se tratan”.

/psg