El mal momento que Universidad Católica experimenta en Copa Libertadores se trasladó al lugar donde parecía inexpugnable, el torneo local.

El equipo dirigido por Gustavo Poyet mostró un pobre nivel de juego y cayó 2 a 0 ante el recién ascendido Deportes Melipilla en el Estadio Nicolás Chahuán de La Calera.