FOTO DE ARCHIVO: Ilustración con un billete de dólar estadounidense ante un gráfico bursátil, 7 de noviembre de 2016. REUTERS/Dado Ruvic
FOTO DE ARCHIVO: Ilustración con un billete de dólar estadounidense ante un gráfico bursátil, 7 de noviembre de 2016. REUTERS/Dado Ruvic (Dado Ruvic/)

Por Ritvik Carvalho

LONDRES, 3 may (Reuters) – El dólar se estabilizó el lunes tras su reciente rebote, mientras los inversores iniciaban con cautela una semana repleta de reuniones de los bancos centrales y de importantes datos económicos estadounidenses, a la espera de pistas sobre las perspectivas de la inflación mundial y las respuestas de los responsables políticos.

Los días festivos en Japón, China y Reino Unido limitaban la volatilidad y el dólar se mantenía en el mismo nivel que el viernes. Aguantaba en 1,2040 dólares por euro mientras trepaba hasta un máximo de tres semanas de 109,66 yenes.

El índice del dólar, comparado con seis divisas principales, permanecía en 91,210.

El índice cayó un 2% hasta abril, ya que una visión positiva de las perspectivas de recuperación mundial levantó a las divisas expuestas al comercio internacional, pero se recuperó con los datos optimistas del consumo estadounidense del viernes.

“Seguimos siendo bajistas con respecto al dólar, debido al excepcionalismo estadounidense en máximos y a la creciente recuperación mundial en otros lugares”, dijeron los analistas de CitiFX Ebrahim Rahbari y Calvin Tse en una nota a los clientes.

“Atribuimos el rebote del USD a finales de la semana pasada en parte al ruido relacionado con los flujos de fin de mes, pero tomamos nota del riesgo de que unos tipos estadounidenses más altos cambien la trayectoria de las divisas. Mientras tanto, el BRL y el CAD siguen estando entre los favoritos, mientras que el JPY se veía frenado por la subida de los tipos, y varios mercados emergentes por vientos adversos idiosincrásicos”.

El dólar australiano y el neozelandés subían ligeramente el lunes, aunque no lo suficiente como para recuperar la caída sufrida el viernes. [AUD/]

El dólar australiano avanzaba un 0,1%, hasta los 0,7718 dólares, para cotizar en torno a su media móvil de 20 días, mientras que el kiwi subía un 0,2%, hasta los 0,7171 dólares, también justo por encima de su media móvil de 20 días. La libra esterlina se estabilizaba en 1,3825 dólares. [GBP/]

El won surcoreano tocó el mínimo de una semana después de que Corea del Norte prometiera que respondería a lo que considera una política hostil de EEUU, mientras que la presión por un confinamiento nacional en India empujaba a la rupia ligeramente a la baja.

En los mercados de criptomonedas, el Ethereum superó los 3.000 dólares y alcanzó un nuevo récord de 3.156,80 dólares.

AVALANCHA DE DATOS

Las cifras del índice de gestores de compras de los fabricantes fueron positivas en Asia y Europa el lunes, y se espera que las que se publicarán más tarde muestren que el crecimiento se está acelerando en Estados Unidos. Sin embargo, la atención de la semana se centrará en las encuestas manufactureras estadounidenses que se publicarán el miércoles y en las cifras del mercado laboral de abril que se publicarán el viernes.

Las previsiones indican que se crearon 978.000 puestos de trabajo en el mes. Sin embargo, los analistas afirman que la respuesta del mercado a una sorpresa en cualquiera de los dos sentidos puede ser difícil de adivinar, ya que los inversores han empezado a temer que unos datos sólidos puedan llevar a los bancos centrales a reducir su apoyo.

“El riesgo es que las cifras sean más altas”, dijo Chris Weston, jefe de investigación del corredor Pepperstone en Melbourne.

Sin embargo, la cuestión es “si las buenas cifras conducirán a un sentimiento generalizado de aversión al riesgo, a medida que los operadores valoren las expectativas de tipos más altos, y el dólar suba” añadió Weston. “Sospecho que estamos llegando a un punto en el que los datos realmente positivos podrían empezar a ser negativos para los mercados”.

El presidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan, causó un gran revuelo el viernes al pedir que se inicie la conversación sobre la retirada de los estímulos, aunque el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha dejado claro que probablemente se mostrará paciente.

Powell hablará en la jornada del lunes y le seguirá una serie de responsables de la Fed durante una semana en la que también están programadas reuniones de los bancos centrales en Australia, Reino Unido y Noruega.

En Australia, no se esperan cambios de estrategia el martes, aunque los operadores estarán atentos al discurso del vicegobernador del Banco de la Reserva de Australia, Guy Debelle, el jueves, para conocer las ideas del banco en torno a sus perspectivas de compra de bonos.

Las compras de activos también serán el centro de atención en la reunión del jueves del Banco de Inglaterra, así como una posible mejora de sus perspectivas económicas, mientras que se espera que el Norges Bank, que prevé subir los tipos este año, mantenga su tono agresivo.

(Información de Ritvik Carvalho; información adicional de Tom Westbrook en Singapore; traducido por Flora Gómez en la redacción de Gdansk)