La Organización Mundial de la Salud (OMS), informó que las redes sanitarias de todo el mundo confirmaron hoy casi 3,4 millones de contagios de covid-19, en las últimas 24 horas. Un nuevo récord diario en un momento en el que la variante Ómicron ya es la dominante, con cerca del 60% de los casos.

Estas cifras dan cuenta que, en un mismo día, se registraron los mismos nuevos casos positivos que se sumaron en los cuatro primeros meses de pandemia. En tanto, los contagios acumulado en dos años asciende a 312 millones, una cifra conservadora, ya que la OMS comenta que muchos de los casos no se han diagnosticado o notificado a las redes sanitarias.

Sin embargo, la curva en ascenso exponencial de contagios sigue sin afectar a la estadística de muertes, que se mantiene “estable” y en torno a los 7.000 fallecidos diarios (7.700 en las últimas 24 horas). En esa línea, la OMS insiste en que pese al predominio de casos no graves en la actual ola, no se debe subestimar la capacidad de Ómicron de causar daños, ya que muchos sistemas sanitarios están sufriendo la presión por el aumento de las infecciones.

Asimismo, la OMS también advierte que no será la última “variante de preocupación” del coronavirus que se detectará, sin que se pueda predecir si la próxima causará un tipo de enfermedad más o menos grave.

Cabe señalar que, la variante Ómicron, primero detectada en Sudáfrica a principios de noviembre de 2021, ya está presente en un 58,5 % de los análisis que efectúa la red global de laboratorios GISAID, lo que indica que ya es la dominante, superando el predominio que tuvo Delta en buena parte del pasado año.

La ola de contagios por Ómicron, iniciada en África y que en diciembre ya se hizo patente en Europa o América, es notoria en todas las regiones estudiadas por la OMS, con ascensos casi verticales de las curvas de contagios en todos los continentes (en el sur de Asia los casos se quintuplicaron la semana pasada).

/psg