El Ministerio de Salud hoy confirmó 8.270 nuevos casos de covid-19, la cifra más alta en 223 días. Ante esos datos, la titular (s) de la cartera, María Teresa Valenzuela aseguró que el escenario epidemiológico en Chile aún se mantiene controlado en comparación a otros países y que recién cerca de los 30 mil casos diarios sería una “situación que empieza a desbordar las capacidades de atención”.

“Se está confirmando sobre los 8 mil casos, con una positividad un poco más elevada, pero recordemos que en este momento está predominando la variante Ómicron en nuestro país, y todos hemos escuchado cómo ha azotado el mundo con olas muy importantes de aumento de casos en los distintos continentes, tenemos un país vecino como Argentina que ha confirmado sobre 150 mil casos diarios”, puso en contexto la doctora Valenzuela.

Ante esos datos, la ministra de Salud aseguró que desde la cartera “estamos en una situación de preparación total, estamos trabajando arduamente en poder plantear un plan a la brevedad para abordar una nueva variante, pero con distintas manifestaciones a otras variantes”.

En esa línea, la autoridad sanitaria reiteró que el plan del ministerio se basa en “actuar preventivamente”. Por ello, aseguró que se está preparando “la red asistencial, la atención primaria, puntos de testeos dentro de los Cesfam, camas básicas, camas para mayor gravedad y UCI. Por lo tanto, estamos viendo distintos escenarios”.

Y, bajo ese contexto, la doctora Valenzuela planteó que por el momento no existe una “verdad” ante cuáles serán las reales consecuencias del aumento de casos y qué cifras se registrarán dentro de las próximas semanas: “Quién tiene la verdad sobre si vamos a tener 20 mil casos o 30 mil casos por día, cuando efectivamente ya se transforma en una situación que empieza a desbordar las capacidades de atención”.

Por otra parte, la ministra planteó que aún no se puede determinar si la infección causada por la variante Ómicron causa mayor criticidad en la enfermedad de las personas, pues “no podemos hablar si es severa o no severa, porque el SARS-CoV-2 con sus distintas variantes, cada una ha tenido una manifestación diferente”.

“Por lo tanto, el llamado es a que nos cuidemos, nos protejamos, porque no podemos hablar que la variante es más suave. Nadie se debe sentir ganador del virus, si no que por el contrario, recibamos que podemos ser afectados y no sabemos si vamos a ser afectados de forma grave o nuestros seres más queridos”, concluyó Valenzuela.

/psg