Las compañías de energía y cuidado de la salud ayudaron el lunes a impulsar un alza en la Bolsa de Valores de Nueva York, que inició mayo con más avances luego de una racha de ganancias de cuatro meses.

El S&P; 500 sumó 0,3%. Los títulos de empresas industriales y financieras también ayudaron a impulsar al mercado. Las caídas en los precios de las acciones de compañías de tecnología y comunicación, y de las que dependen del gasto del consumidor, contribuyeron a limitar las ganancias del mercado.

Los inversionistas recibieron con beneplácito los nuevos datos que indican que la economía se está fortaleciendo. También mantuvieron su enfoque en los informes de ingresos corporativos más recientes, los cuales han sido alentadores en su mayoría y han contribuido a alentar el optimismo de que habrá una sólida recuperación económica este año.

“En términos de ingresos, estamos bien”, dijo Hilary Kramer, directora de inversiones en Kramer Capital Research. “La buena noticia es que estas compañías están mostrando que van en dirección excelente”.

El S&P; 500 subió 11,49 unidades y cerró en 4.192,66. El índice referencial registró sus ganancias más recientes después de crecer 5,2% durante abril, su mejor mes desde noviembre de 2020, cuando el presidente Joe Biden ganó las elecciones. El indicador ha avanzado cerca del 28% entre noviembre y abril.

El índice Dow Jones sumó 238,38 puntos, o 0,7%, ubicándose en 34.113,23. El Nasdaq perdió una ganancia temprana en la sesión y cayó 67,56 enteros, o 0,5%, para establecerse en 13.895,12.

Las pequeñas empresas, que han tenido un mejor desempeño al resto del mercado en lo que va del año, también registraron una buena jornada. El indicador Russell 2000 subió 11 puntos, o 0,5%, y cerró en 2.277,45.

Los precios de las acciones han ido en aumento gracias a las expectativas de una recuperación económica y fuertes ganancias corporativas este año conforme los programas de vacunación a gran escala contra el coronavirus ayudan a las personas a volver a sus empleos y a llevar una vida más normal después de más de un año de restricciones. El enorme apoyo del gobierno y la Reserva Federal, y los datos económicos cada vez más alentadores, también han contruibuido a que los inversionistas se sientan inclinados a comprar, lo que ha mantenido a los índices bursátiles cerca de sus máximos históricos.

Más de la mitad de las empresas en el S&P; 500 han reportado sus resultados durante la temporada actual, los cuales muestran un crecimiento en las ganancias de 54% hasta el momento, según FactSet.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años cayó de 1,65% a 1,60%.