La presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), se refirió a las conversaciones que se han sostenido actualmente con el Gobierno por la llamada “agenda de mínimos comunes”.

A través de un hilo en su cuenta de Twitter, detalló que se trata de un “diálogo acotado a cuatro temas enfocados en las urgencias de las familias de Chile, las pymes y otros sectores postergados, como el turismo, comercio, cultura y los trabajadores independientes y de la salud”.

“Se trata de resolver temas centrados en las personas y sus necesidades. No es un ‘acuerdo nacional’ para incorporar todos los temas del debate político. Se trata de concentrar los esfuerzos en la emergencia social que viven miles de chilenos”, agregó.

Asimismo, explicó que esta agenda incluye temas como la “renta básica universal, pymes y sectores postergados, fortalecimiento de la estrategia sanitaria y término de beneficios a los más ricos vía exenciones tributarias”, indicó.

“En esta agenda hay temas que no están, porque son temas de más largo plazo, y porque, siendo realistas, la distancia de visiones con la derecha hacen pensar en discusiones que deben darse en otro tiempo y en otro plano”, remarcó.

La senadora sostuvo que los temas no incluidos en las conversaciones “no se anulan. No hay modificación sobre las atribuciones permanentes de los parlamentarios ni del Ejecutivo en otras materias. Se deben continuar tramitando los proyectos presentados en otras materias”.

“Los atropellos a DDHH seguirán caminos institucionales que corresponden. Impuesto a súper ricos y royalty minero tienen camino trazado en el Congreso. Reforma tributaria es una discusión más larga. Los déficit del gobierno son demasiados. No buscamos resolverlos todos ahora”, reiteró.

Provoste espera que “como fruto de esta agenda exista renta básica universal de verdad, adecuada en plazos, montos y con una cobertura suficiente. Que terminemos con la necesidad de que las familias continúen acudiendo a sus ahorros para sobrevivir en la crisis”.

Asimismo, explicó que “ayer el Gobierno entregó una primera idea de los recursos que propone disponer para la emergencia. Más allá de si es suficiente y del análisis que haremos de esto, quedan acá demostrados los temas que forman parte de la agenda”.

En la misma línea, señaló que “como oposición, este martes iniciamos una ronda de diálogos y trabajo conjunto con organizaciones de la sociedad civil, gremios y especialistas para llegar a las propuestas más transversales posibles a partir de diversas colaboraciones de miembros de nuestro sector”.

“Hemos acordado con los senadores de oposición de todas las comisiones relacionadas (Hacienda, Economía, Constitución, Trabajo, Mujer y Equidad de Género) que pongan toda su energía en construir propuestas que representen a la oposición político-social al gobierno”, añadió.

También sostuvo que “la experiencia de diálogos anteriores con el Gobierno, hacen importante intentar un método distinto de trabajo. No basta con acuerdos sólo de representantes políticos. Un ‘mínimo’ es también que soluciones a la crisis cuenten con el concurso de la sociedad civil organizada”.

La presidenta del Senado afirmó que “si logramos concordar propuestas con el Gobierno, este deberá ingresar los proyectos que correspondan al Congreso Nacional”.

“Se discutirán en el parlamento, transmitidas por TV, recibiendo invitados, con transparencia total a la comunidad nacional. Nada a puertas cerradas ni en secreto. Nuestra condición al gobierno fue que el debate sea en el Congreso, de cara a la ciudadanía”, recalcó.

Ante los cuestionamientos que han surgido en alguno sectores por sentarse a dialogar con La Moneda, la senadora DC aseveró que “hoy la urgencia es ir en ayuda a las familias, que las personas se puedan cuidar de la pandemia y quedarse en sus casas lo más posible”.

“El Congreso tiene la obligación de buscar fórmulas para resolver los problemas y que el gobierno enmiende el camino fracasado de su gestión en pandemia. No es ‘salvataje’. Mientras Sebastián Piñera sea Presidente en ejercicio, es a él a quien tenemos que exigir soluciones”, agregó.

En este sentido, insistió en que “después del estallido social el Presidente Piñera declaró que estábamos en guerra. Muchos dijimos una y otra vez que no participamos de su guerra, que no creemos en su guerra, que nunca seremos parte de una guerra entre chilenos y chilenas”.

“Si hemos llegado acá no es para salvar a un mal gobierno. Simplemente estamos actuando apegados a un valor fundamental: Poner la política al servicio de quienes necesitan apoyo estatal con urgencia. Apoyo que hasta ahora el gobierno, inexplicablemente, se ha negado a dar”, indicó.

The post Provoste detalló la agenda de “mínimos comunes” con el Gobierno appeared first on La Nación.