La subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, se refirió este viernes al alza sostenida que han experimentado los delitos violentos, como asaltos y encerronas, además de un aumento en la fiscalización de fiestas y encuentros clandestinos en el marco de la pandemia.

En relación a las fiestas clandestinas indicó que “me parece insólito que después de haber visto más de 25 mil personas fallecidas en el país, que muchos conocemos a alguna persona fallecida de Covid-19, no se entienda que esto pueda causar la muerte” y recordó que “cuando nos arriesgamos no sólo nos arriesgamos nosotros, es la vida de nuestros seres queridos, familiares y de toda la sociedad”.

La declaración fue realizada en el marco de una visita al Cementerio Parque Santiago, donde informó que los camposantos permanecerán cerrados el domingo cuando se celebra el Día de la Madre.

“Este cementerio ha debido trabajar mucho por personas fallecidas de Covid-19, por darles a sus familias el espacio para despedirse de la manera más digna posible. Por eso me parece indignante que se realicen fiestas clandestinas, tipos de celebraciones porque estas personas vuelven a sus casas y contagian familiares o a otras personas”, reiteró.

Sobre una supuesta “falta de fiscalización” acusada por diversos sectores respecto a estos encuentros clandestinos, la subsecretaria sostuvo que se han redoblado los controles policiales en vías de reducir y fiscalizar efectivamente la realización de estas fiestas, pero aseguró que la acción fundamental comienza en la ciudadanía.

“La pregunta es por qué la gente sigue haciendo fiestas si estamos en pandemia. Y saben que con eso ponen en riesgo su vida y la de sus seres queridos. La fiscalización no es la herramienta, sino la conciencia. Pero hay varios lugares donde se han encontrado actividades delictuales, grupos que realizan fiestas clandestinas y personas que han sido muy reincidentes en eso”, manifestó Martorell, agregando a modo de ejemplo que “no es casualidad que la persona que organizó el velorio masivo y con músicos ayer en Puente Alto esté enfrentando un proceso judicial”.

DELITOS VIOLENTOS

La subsecretaria se refirió también en la ocasión al violento asalto sufrido por una familia ayer en Las Condes, quienes fueron encañonados con armas de fuego, por un grupo de sujetos que sustrajo alrededor de $150 millones de pesos. El caso fue mencionado por Martorell como una muestra del alza de la violencia en los delitos.

“No ha aumentado el delito, pero encontramos un caso donde sí había habitantes. Es un procedimiento que está desarrollándose. Uno de los vehículos se está periciando, ofrecimos apoyo jurídico y psicológico a las víctimas, y deseamos que las personas que formaban parte de la banda criminal sean detenidos e individualizados”, sostuvo, agregando que “hemos visto como los delitos disminuyen y la violencia aumenta. Estamos haciendo un estudio en el comportamiento violento sobre los delitos para poder enfrentarlos de manera adecuada. Requerimos evidencia, y por eso esperamos dar a conocer esto prontamente”

Reiteró la urgencia que existe desde el Gobierno, para que el Congreso tramite y gestione las modificaciones de la Ley de Control de Armas, que permitiría seguir de manera más eficiente la comisión de estos delitos.

“Es importante señalar hoy hay medidas que no pueden esperar más. Hemos visto que aumenta la violencia en los delitos, lo que hace aumentar la percepción de inseguridad, porque aumenta el uso de armas de fuego en los delitos. Por eso hago un nuevo llamado al Congreso a avanzar a la Ley de Control de Armas que está con suma urgencia, que establece medidas esenciales para enfrentar la realidad que tenemos hoy porque la normativa que tenemos hoy es insuficiente”, declaró la subsecretaria.

The post Martorell y fiestas clandestinas: “La fiscalización no es la herramienta, sino la conciencia” appeared first on La Nación.